Una generación de jóvenes perdida

Una generación de jóvenes perdida

Jóvenes sin empleo

Una generación de jóvenes perdida

En estas últimas semanas ha vuelto a reaparecer en los medios de comunicación  españoles ( TV, revistas etc) el debate sobre el desempleo de los jóvenes.

Jóvenes con titulaciones académicas universitarias que se emplean en lo que pueden o que siguen en búsqueda de su 1er empleo temporal o fijo o que deciden iniciar su carrera profesional en el extranjero. Jóvenes que viven con salarios mileuristas, pluriempleados o que siguen compartiendo vivienda con su familia …

sporsmol

Algunas preguntas

 1.¿Quiénes son estos jóvenes? ¿Están sobradamente preparados o sobreeducados pero insuficientemente preparados para el empleo?

Son jóvenes que han apostado por estudiar una carrera universitaria, que han interiorizado el mensaje de que sólo podrán acceder al mercado laboral con una titulación. Aunque esa titulación no les garantice trabajar en lo que les gusta ni un salario con una progresión adecuada, sí creen que aumentan sus posibilidades de poder acceder a ese bien escaso ” el trabajo”. Y realmente los datos numéricos en los medios así lo reflejan. Les permite situarse en la casilla de salida y lanzarse a una competición para conseguirlo.

Al hablar de los jóvenes muchas veces oímos la coletilla de que son la generación mejor preparada para acceder a un empleo ¿ es realmente así?  El Injuve en su informe ” Un futuro sin generación perdida” aplica el término de sobreeducación, a pesar de sus numerosos años de formación universitaria, máster  y postgrados son descartados en procesos de selección cientos de CV´s sobradamente cualificados pero insuficientemente preparados. Las empresas expresan que carecen de las capacidades adecuadas para el trabajo que se tiene que realizar.

Existe por lo tanto un claro divorcio entre el sistema educativo y el mercado, que requiere unas capacidades interpersonales y experiencias fuera del círculo académico que los estudiantes no han adquirido en sus estudios.

” A los jóvenes hoy se les exige muchísima formación para lo que luego se les ofrece y los que son muy buenos se van” FM El País Semanal

” Los profesores nos dicen que no basta con sacar buenas notas, que tenemos que sacar las mejores porqué no hay tanto empleo” MB El País Semanal

2.¿Por qué existe un gran desajuste entre las ofertas del mercado laboral español- tanto a nivel de calidad y cantidad- y las expectativas de los jóvenes?

La combinación de sobreeducacion y de infracualificacion los descalifica para la mayoría de los puestos de la menguante oferta de trabajo existente.Es inevitable que muchos de ellos vivan una cierta sensación de estafa. Algunos optan incluso por ocultar en sus currículos laborales una parte de sus competencias conseguidas durante el periodo de formación y educación. (Injuve 2013:72)

La falta de empleo de los jóvenes está ligada al alta tasa de desempleo que España arrastra desde hace ya más de 30 años. En realidad la relación entre el paro juvenil y el conjunto de la población activa no ha empeorado mucho pero si su fragilidad.  Después de 30 años transcurridos desde 1981, España apenas ha conseguido bajar su población desempleada por debajo de 2 millones. (Injuve 2013:73)

Este análisis del Injuve refleja la dificultad del país para crear empleo de calidad. Este hecho que afecta a miles de personas, afecta mucho más a aquellos que quieren introducirse en el mundo laboral. La falta de creación de empleo unido a la temporalidad produce una situación de desesperanza en muchos sectores de la población. Los jóvenes tienen dificultades para desarrollar su carrera profesional y adquirir competencias personales, sociales y económicas que están estrechamente vinculadas con la independencia y emancipación.

3.¿Qué impacto tiene nuestro ” cultural mindset” a la hora de avanzar hacia una situación de pleno empleo?

El hecho de que  una  parte de la población esté todavía convencida de que un título académico proporciona todas las competencias profesionales y personales necesarias para ese deseado puesto de trabajo. Si, lo que ya sabemos que se denomina “titulitis”. Al existir todavía esta creencia arraigada hace que avancemos lentamente en construir otro punto de partida. Una educación  que no solamente aporte conocimiento técnico y teórico sino que identifique talento, invierta en el desarrollo competencial y valore la trayectoria extracurricular y personal del estudiante. Además de tener unos empleadores que valoren al candidato de forma global, y que reconozcan la importancia de las cualidades interpersonales y  las trayectorias educativas y experiencias de vida diferentes.

El cambio reside en valorar el aprender haciendo y experimentado, el proporcionar oportunidades en las que el conocimiento técnico se puede conectar con experiencias reales. Sólo en el momento que accedemos a la experiencia, cobran sentido esos conocimientos y podemos desarrollar nuestras habilidades personales y crecer.

Todos conocemos esta famosa frase de Einsten ” Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo”. En mi opinión continuar con las mismas estructuras mentales y escala de valores no ayuda a avanzar en el camino del  pleno empleo. A pesar de que el contexto económico europeo sea complicado, ¿cuáles son los factores culturales que determinan que que sigamos anclados en las mismas políticas educativas y de empleo? Esto nos llevaría a la redacción de otro post.

4.¿Es la marcha al extranjero la única opción para que los jóvenes inicien su carrera profesional?

El hecho de marchar al extranjero es visto por muchos como la ” catastrófica pérdida de talento” del país. Sin embargo ¿qué sentido tiene mantener a personas jóvenes con talento en un mercado de trabajo informal con sueldos bajos y en condiciones de precariedad? ¿No es mejor que intenten adquirir esa experiencia y crecimiento personal en otro entorno que se lo puede proporcionar? Si el mercado laboral no crea oportunidades de empleo adecuadas para ellos, es acaso positivo que :

1.Se mantengan desempleados.

2.Que continúen acumulando títulos a la espera de que les llegue la oportunidad laboral deseada.

3.Que  se conformen con un puesto no cualificado.

Salir a buscarse la vida en el extranjero porqué tu país no es capaz de crear empleo de calidad es una situación no deseada. Aún así plantearse que toda la existencia vital y trayectoria profesional de una persona tenga que darse en un mismo país …¿quizás esta movilidad  no buscada pueda aportarnos otras formas de ver y hacer las cosas?…para como dijo Einsten “obtener resultados distintos”.

Datos extraídos de http://www.injuve.es/observatorio/formacion-empleo-y-vivienda/un-futuro-sin-generacion-perdida y Mileuristas, diez años después El País Semanal 

 

Leave A Comment